Peso se aprecia 1.81% frente al dólar

En el semestre la moneda tocó un máximode 21.2676 unidades el 8 de marzo y un mínimo de 19.4136 el 30 de mayo.

La moneda mexicana mantuvo su racha positiva en el primer semestre del año, finalizando en 20.1353 unidades por dólar, lo que supuso una apreciación de 1.81% o 37.2 centavos frente a la divisa de Estados Unidos.

Aunque concluyó por encima de las 20 unidades, el peso tocó un máximo de 21.2676 el 8 de marzo y un mínimo de 19.4136 el 30 de mayo.

Durante los primeros seis meses del año, el tipo de cambio mostró una volatilidad de 10.36%, subiendo desde 9.55% en el semestre inmediato anterior, destacó Gabriela Siller, directora de Análisis Económico y Financiero en Banco Base.

Especialistas explican que la “relativa” estabilidad que ha mantenido la moneda mexicana a lo largo del 2022 se debe en parte por el aumento en la tasa de referencia de Banco de México, que incrementó los intereses 225 puntos base para dejarla en 7.75%, para combatir la inflación.

También se explica por una aversión al riesgo generalizada en los mercados financieros del mundo, ante una posible recesión económica.

“Sigue jugando a favor del peso la intervención del Banxico que mantiene un diferencial importante en la tasa real comparada con Estados Unidos”, dijo James Salazar, subdirector de Análisis Económico en CIBanco.

Consideró que hacia la segunda mitad del año si se empiezan a ver datos que muestren una debilidad en la actividad económica el sentimiento de la aversión del riesgo se va a incrementar, lo que podría empañar el desempeño del peso.

Dijo que el peso  se apreció por tres factores: por ser la segunda divisa de economías emergentes más líquida a nivel global; opera las 24 horas del día y es usada para especular contra otras monedas emergentes.

Según Siller, el peso se benefició del crecimiento del 18.74% de las exportaciones, respecto al mismo periodo del 2021, lo que se explica por un aumento del 82.5% de las exportaciones no petroleras. También por el incremento en el envío de remesas, que se ubicaron en 54,162 millones de dólares en los últimos 12 meses a abril pasado.

En los seis primeros meses del año, la moneda emergente que más se apreció frente al dólar fue el rublo (27.6%), el real brasileño (6.05%), el sol peruano (4.24%) y el peso mexicano (2.04%).

 

Fuente: Canal digital eleconomista

noticias de tu interés:

Monedas sudamericanas experimentaron un junio para el olvido

Rusia aprueba proyecto de ley sobre criptomonedas

La incertidumbre regulatoria de las criptomonedas

Deja una respuesta