Iberdrola logrará el mayor ebitda de la bolsa española por encima de Telefónica

Compartir:
  • Las previsión es solo 153 millones de euros más baja este año y para 2023 son un 8% superior
  • El 70% del beneficio bruto del grupo procede de fuera de nuestras fronteras y España es un 32%

Cuando Telefónica alcanzó, a cierre de 2009, un beneficio operativo (ebitda) histórico rozando los 21.200 millones de euros, el de Iberdrola era en aquel momento cuatro veces menor (5.436 millones).

Desde entonces, y de acuerdo a este indicador que permite medir la fortaleza con la que cuentan las compañías no financieras, la eléctrica no ha hecho sino ganar músculo año a año apoyando su crecimiento en la diversificación internacional y en la apuesta por las renovables, al tiempo que la teleco aceleraba el ritmo de desinversiones para reducir su abultada deuda y, como consecuencia, veía adelgazar el perímetro de sus beneficios.

Desde la llegada de Ignacio Sánchez Galán a la compañía, primero como vicepresidente ejecutivo y consejero delegado en 2001, y posteriormente, en 2006, ya como presidente ejecutivo, la eléctrica ha multiplicado por seis el ebitda. Según las estimaciones del consenso que recoge FactSet, en 2022 esta cifra se quedará a 153 millones de euros del ebitda de Telefónica por primera vez desde que hay registros. Eso sí, estará por debajo de los números de ArcelorMittal y que estará por encima de los 15.900 millones.

Cuando Telefónica alcanzó, a cierre de 2009, un beneficio operativo (ebitda) histórico rozando los 21.200 millones de euros, el de Iberdrola era en aquel momento cuatro veces menor (5.436 millones).

Desde entonces, y de acuerdo a este indicador que permite medir la fortaleza con la que cuentan las compañías no financieras, la eléctrica no ha hecho sino ganar músculo año a año apoyando su crecimiento en la diversificación internacional y en la apuesta por las renovables, al tiempo que la teleco aceleraba el ritmo de desinversiones para reducir su abultada deuda y, como consecuencia, veía adelgazar el perímetro de sus beneficios.

Desde la llegada de Ignacio Sánchez Galán a la compañía, primero como vicepresidente ejecutivo y consejero delegado en 2001, y posteriormente, en 2006, ya como presidente ejecutivo, la eléctrica ha multiplicado por seis el ebitda. Según las estimaciones del consenso que recoge FactSet, en 2022 esta cifra se quedará a 153 millones de euros del ebitda de Telefónica por primera vez desde que hay registros. Eso sí, estará por debajo de los números de ArcelorMittal y que estará por encima de los 15.900 millones.

Por geografías, Reino Unido aporta al ebitda un 20%, EEUU un 19% y Brasil un 18%

Las previsiones apuntan, no obstante, a que Iberdrola se convertirá en la líder indiscutible del conjunto de la bolsa española de cara a 2023 y 2024, con un beneficio operativo de 13.282 millones y 14.237 millones, respectivamente, seguido de Telefónica, con 12.700 millones para el año que viene y 12.900  millones el siguiente.

Diversificación y divisas

La incertidumbre regulatoria en torno al nuevo impuesto que estudia el Gobierno a los beneficios de las grandes eléctricas, y que podría llegar a alcanzar el 25%, está penalizando a sus títulos en bolsa, que se dejan un 8,6% en el mes y un 3% en el conjunto del ejercicio.

En un informe publicado esta semana, Credit Suisse opina que la compañía tiene “sólidos fundamentos”, pero subraya que “los riesgos políticos siguen siendo un problema”, como puede ser el tope al precio del gas o un posible nuevo impuesto a las eléctricas.

Credit Suisse: “Los riesgos políticos siguen siendo un problema”

Con todo, el riesgo regulatorio no supondrá un escollo para que Iberdrola alcance los números que dibujan los analistas. Por geografías, (y a pesar de que el beneficio de la utility cayó en España un 29% en el primer trimestre, mercado que aporta al ebitda un 32%) el 70% restante procede de fuera de nuestras fronteras, con Reino Unido aportando un 20%, EEUU un 19%, Brasil un 18% y México un 6%.

En 2021 las inversiones brutas de la compañía alcanzaron los 9.941 millones de euros (un 44,7% se destinó a redes, un 43,9% a renovables y el 9,8% a generación y suministro). Precisamente, es esta diversificación geográfica y de tecnologías la que ha llevado a los analistas a estar tan positivos en que la compañía alcance este hito, sin olvidar el efecto divisa y, en concreto, del real brasileño, en sus cuentas.

CaixaBank BPI: “Esperamos un fuerte aumento de los beneficios”

“En combinación con el viento favorable del dólar estadounidense y real brasileño, el crecimiento de las energías renovables, la ampliación de la base de activos en redes y las actualizaciones de las tarifas vinculadas al IPC, esperamos un fuerte aumento de los beneficios”, señalan los expertos de CaixaBank BPI en su último informe del 14 de junio, que estiman un ebitda para 2022 de 12.400 millones, ligeramente por encima del pronóstico del consenso.

En esta línea, Barclays revisaba recientemente su previsión de beneficio por acción (BPA) para los próximos tres años, impulsadas por el impacto favorable del tipo de cambio y el aumento de la inversión en redes en Brasil y EEUU. “La reciente debilidad del euro frente al dólar estadounidense y el real brasileño se está convirtiendo en un viento de cola para las actividades internacionales de Iberdrola (65% del ebitda)”.

No en vano, en lo que llevamos de ejercicio los analistas han elevado un 2% su previsión de ebitda frente a los 12.260 millones de euros que pronosticaban a 1 de enero.

Con todo, la mejora del beneficio bruto de Iberdrola aún tardará en trasladarse al podio del índice español por beneficio neto, donde este ejercicio ocupa el quinto lugar, con 4.188 millones de euros, por detrás de ArcelorMittal, Santander, BBVA y Repsol. Eso sí, en 2023 escalará con 4.510 millones de euros a la cuarta plaza y en 2024, con 4.805 millones a la tercera, sólo por detrás de los dos bancos.

En el actual contexto, Credit Suisse espera que Iberdrola “pueda beneficiarse de la esperada aceleración de las renovables en Europa” tras la publicación del plan REPowerEU, “que establece un objetivo de 1.200GW de capacidad renovable para la UE27 (desde menos de 600GW a finales de 2021)” y subraya que los altos precios de las energías renovables siguen compensando las tendencias inflacionistas de los costes de inversión.

Por el lado de Telefónica, los expertos también confían en que el ebitda se normalice de cara a los próximos ejercicios tras un 2021 atípico no visto desde 2010. “Hay muchos vientos de cola que deben apoyar la mejora de los beneficios en los próximos trimestres como la reestructuración de los costes laborales, el menor gasto en los derechos del fútbol, menores costes energéticos y la propia consolidación del sector en Reino Unido y Brasil, además de la propia divisa”, señalan desde Santander.

 

Fuente: Canal digital eleconomista

 

Otras noticias de tu interés:

Forex Hoy: Las Acciones y las Materias Primas se Venden

Las acciones suben a medida que China alivia las restricciones de cuarentena

Dow Jones Futures: Market Rally gana fuerza; 9 acciones a tener en cuenta

Bitget

INFORMACION SOBRE EL BROKER Descripción: Desde 2018, han construido un...

0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments