Ray Dalio (Bridgewater): “Ahora es casi imposible subir tipos sin aplastar al mercado y la economía”

Compartir:

En todos los oficios existe un pequeño grupo de personas, que se puede contar con los dedos de una mano, que han marcado un antes y un después en la industria. En la inversión, sin duda Ray Dalio es uno de ellos. Se le ha llegado a conocer como el Steve Jobs de la inversión, y no es para menos: fundó en 1975 el que ha llegado a ser el hedge fund más grande del mundo, Bridgewater Associates, y ha popularizado algunas de las prácticas de los profesionales de la industria que más se utilizan hoy en día.

Como inversor, entre otras cosas, Dalio es conocido por haber utilizado con enorme éxito un acercamiento macroeconómico, por ejemplo, consiguiendo anticipar en 2007 la Gran Crisis Financiera.

Como escritor y divulgador, Dalio ha escrito varios libros muy reconocidos: el más famoso, Principios, del año 2005, que ha sido actualizado en varias ocasiones por el autor. Ahora, Dalio presenta su última obra: Principios para enfrentarse al Nuevo Orden Mundial: Por qué triunfan y fracasan los países (Deusto), un ensayo con el que el célebre gestor analiza el auge y caída de los países líderes mundiales, explicando los ciclos geopolíticos que se han sucedido en los últimos siglos.

Basándose en el análisis histórico de los grandes imperios de los últimos 500 años, Dalio trata de explicar el punto en el que nos encontramos en este momento, con Estados Unidos cediendo el paso a China, como un nuevo competidor por el liderazgo mundial.

¿Por qué decidió escribir este libro?

Lo hice como un estudio para entender cómo navegar en las condiciones actuales. Lo he convertido en un libro porque consideré tan importante la información que encontré que la quise compartir con otros. También me lo sugirieron algunas personas, como Henry Kissinger.

¿Lo considera el libro más importante que ha escrito?

Lo considero tan importante como Principios para la vida y el trabajo, pero a día de hoy creo que es el libro más importante que he escrito, considerando las circunstancias. Explica cómo está cambiando el orden mundial, de forma dramática, y cómo enfrentarse a ello. Ahora están ocurriendo tres cosas a las que no nos habíamos enfrentado en nuestra vida, pero que sí han ocurrido en muchas ocasiones en el pasado: enormes acumulaciones de deuda y de dinero, luchas entre países que amenazan a las democracias y peleas entre grandes poderes que van a cambiar el orden mundial.

¿En qué punto estamos en cada uno de estos tres factores?

En la parte de la deuda, estamos a las puertas de una estanflación enorme, por haber acumulado mucha deuda e impreso grandes cantidades de dinero, que lo han devaluado y crean esta situación de estanflación. En cuanto a los conflictos internos en Occidente, estamos en un momento en el que hay tal nivel de diferencias irreconciliables que están amenazando las democracias y el imperio de la ley como las conocemos. Y sobre el conflicto de poder mundial, estamos en un punto en el que podríamos ver una guerra mundial.

“Estamos a las puertas de una guerra mundial, al filo del barranco, pero no significa que tengamos que caer por él”

Creo que estamos al filo del barranco, y no es exagerado decirlo, lo cual no significa que sea nuestro destino terminar cayendo por él. Se pueden hacer cosas para retroceder y evitar el barranco, y esta es otra de las razones por las que escribí el libro. Pero también lo he escrito para preparar a los lectores para la posibilidad de que caigamos por el barranco, y que sean capaces de gestionarlo de la mejor manera.

La globalización ha creado intereses compartidos, riesgos comunes para distintos países. ¿Podría ser la diferencia respecto al pasado que permita evitar una nueva guerra mundial?

Es cierto que si la gente se centra en los intereses comunes, y cómo estamos conectados, se puede trabajar para conseguir un mundo mejor. Se han hecho muchos esfuerzos en este sentido, pero están diluyéndose. La ONU, la Organización del Comercio Mundial, la OMS… son algunos ejemplos. Pero, al mismo tiempo, hay algunas diferencias contra las que hay que luchar. La globalización ha creado muchos beneficios, pero también ha dañado a algunos sectores, y ha generado grandes brechas de riqueza.

“En los momentos malos la gente pelea más y se corre el riesgo de que haya autocracias”

Estas brechas están causando un aumento del populismo y del nacionalismo similar a los del periodo 1930-1945. Hay un aumento del extremismo y populismo, y más luchas, más pruebas de poder. Estamos en una transición desde un orden basado en la dominación, a un orden basado en el poder, con distintas facciones peleando por él. Es posible que los líderes y la población sean capaces de centrarse en las relaciones mutuamente beneficiosas, pero la historia nos recuerda que pelear por una causa es más convincente que comprometerse y obedecer las leyes.

Pero en el pasado hubo otros periodos de gran polarización. Pienso en 1968 en Estados Unidos, con la Guerra de Vietnam.

El estrés económico y la polarización política son ahora más fuertes incluso de lo que eran en aquel momento. Los niveles de deuda son mayores, las brechas de riqueza también y la diferencia de poder entre Estados Unidos frente a su mayor rival, China, es cada vez menor. El riesgo es mayor y la lucha también. Eso no quiere decir que no vayamos a ser capaces de mejorar las cosas. Todo dependerá de cómo nos tratemos los unos a los otros.

En su libro menciona la importancia de que un país siga estrategias de largo plazo y no se centre en el corto plazo. ¿Significa esto que las democracias occidentales deben cambiar, o que están condenadas, frente a un sistema como el de China?

Durante la historia, y me remonto a Platón escribiendo La República, es cierto que las democracias han funcionado mejor en los momentos buenos. La gente empieza a pelear por muchas cuestiones cuando llegan tiempos difíciles y las democracias se rompen, dando lugar a autocracias. Es lo que ocurrió en el periodo 1930-1945. España conoce esta historia muy bien, ya que se manifestó en los sucesos que desembocaron en la Guerra Civil. Los tiempos difíciles exigen un liderazgo fuerte. La pregunta es: ¿pueden funcionar bien las democracias? Eso dependerá de que las masas sean capaces de resolver sus problemas, o no.

Según Ortega y Gasset, esto es muy complicado…

Soy un hombre práctico. Yo miro todo buscando relaciones de causa-efecto, como una máquina. Y al estudiar los indicadores actuales y compararlos con los de 1930-1945, puedo decir con confianza que las circunstancias son similares. A través de la historia se ha demostrado que las masas no pueden trabajar juntas de una forma cohesiva e inteligente durante los periodos difíciles, cuando hay grandes brechas de riqueza como las actuales.

Desde la Crisis Financiera hemos visto dinámicas como la baja inflación, los estímulos históricos de los bancos centrales, y ahora están cambiando. ¿Cuál va a ser la ‘nueva normalidad’?

Lo más importante es lo que ha ocurrido con el dinero y el crédito. Estas cosas vienen y van. Los bancos centrales hicieron que endeudarse fuese gratuito, y hubo un gran aumento de deuda. Las deudas de una persona son los activos de otra, y los bancos centrales han creado tanto de ambas que han hecho muy complicado equilibrar la balanza.

“Las deudas de una persona son los activos de otra, y los bancos centrales han creado tanto de ambas que es complicado equilibrar la balanza”

Ahora los bancos centrales e inversores tienen enormes cantidades de estos activos de deuda, que jamás compensarán la inflación, y como resultado, estamos viendo un proceso de venta, a la par que los gobiernos se endeudan para financiar sus déficits. Los bancos centrales están vendiendo, lo que reduce el poder adquisitivo de la gente en un momento en el que la inflación también lo está haciendo. Quieren controlar la inflación eliminando poder adquisitivo, lo cual, en periodos de alta inflación, es muy doloroso.

La gente debe entender que cuando se ha acumulado mucha deuda y muchos activos financieros al mismo tiempo, es casi imposible establecer un tipo de interés lo suficientemente alto para compensar la inflación sin aplastar a los mercados y a la economía.

¿Cree que el dólar va a perder terreno frente a otros activos, divisas, o incluso criptomonedas?

Creo que todas las divisas fiat van a perder valor, como lo están haciendo ahora. Esto es alentador para divisas alternativas. Una divisa tiene dos propósitos: ser un medio de cambio y una forma de proteger riqueza. Algunas de estas divisas probablemente aguanten bien como medios de cambio, pero las que están apoyadas por gobiernos fallarán como almacén de riqueza. Al final, de una divisa uno quiere que sea aceptada como método de pago a lo largo de todo el mundo, que esté exenta del control de los gobiernos en cuanto a oferta y precio, y que esté a salvo del rastreo de los gobiernos y de prohibiciones.

“Sigo pensando que el oro es la mejor alternativa a las divisas”

Creo que el oro cumple con estos criterios mejor que la mayor parte de divisas, e incluyo las criptomonedas, que pueden ser fácilmente monitorizadas y prohibidas por un gobierno. Y el oro también es menos vulnerable a riesgos cibernéticos. Al final, sigo pensando que el oro es la mejor alternativa.

China es un 20% de la economía mundial pero el yuan solo se usa en un 2% de las transacciones globales. ¿Es por la intervención del gobierno?

Ese dato y los bajos niveles de reservas de los bancos centrales en yuanes creo que se deben a que el gobierno chino nunca ha querido disruptir el sistema monetario facturando o prestando en su divisa. Tener la divisa de reserva mundial es el mayor poder americano, y el único poder americano genuino. Permite establecer sanciones y da a EEUU unos privilegios financieros exorbitantes para tomar prestado y controlar las condiciones económicas mundiales. Amenazar eso es amenazar a EEUU, y China, intencionadamente, nunca ha querido amenazarlo. Pero ahora las circunstancias están cambiando.

“China nunca ha querido amenazar la hegemonía del dólar, pero eso está cambiando”

Espero que cada vez veamos más comercio denominado en yuanes y más préstamos en esta divisa. Cada vez va a ser una moneda más importante, pero sigue siendo cierto que no cuenta con la mayor parte de las cualidades que antes he mencionado para una divisa atractiva.

En su libro hace hincapié en la importancia de vigilar lo que hacen los bancos centrales de cara a invertir. Con el proceso de endurecimiento de la política monetaria arrancando, ¿quedan todavía años de dolor para las bolsas?

Como siempre, el péndulo va y viene. La enorme creación de deuda y de dinero ha desembocado en inflación, y el endurecimiento será malo para la bolsa. Como los tipos de interés van a seguir siendo ridículos comparados con la inflación, creo que el dinero se va a trasladar, desde activos de deuda, hacia otros activos, especialmente aquellos que cubren frente a la inflación. Estamos en una fase de estanflación similar a la de los años 70.

En su libro plantea la idea de que, cuando los imperios crecen, la gente se acostumbra a vivir mejor y al final esto acaba siendo una maldición cuando vienen malos tiempos. ¿Cree que China es ahora un competidor tan fuerte por trabajar más duro que EEUU?

Sí, es cierto que eso es parte del proceso. Hay muchos factores que contribuyen en hacer un país fuerte. En el libro analizo 18 influencias distintas, incluyendo la inversión en educación, la cultura del trabajo duro y de la inventiva, tener bajos índices de corrupción, buenas infraestructuras, imperio de la ley y mercados financieros desarrollados, entre otros.

Teniendo estos factores en cuenta se hace obvio quién es más saludable y quién es más débil. También, tener memoria de las experiencias vitales juega un papel importante. Aquellos que tuvieron que vivir guerras son menos proclives a empezar guerras. La Guerra Civil española, por ejemplo, dio algunas lecciones que las nuevas generaciones han perdido, por no haber vivido estas experiencias.

Fuente:

Víctor Blanco Moro

Otras noticias de tu interés:

La cotizada en el BME Growth Iffe Futura capta 18 millones para financiar una planta de Omega 3 en Galicia

Atención | BlackRock cerrará 11 ETF que cotizan en EE. UU.; incluye uno de Colombia

Actividad económica de Colombia creció por encima de las expectativas en abril de 2022

Materia prima colombia y américa latina 2022

Alemana Nordex obtiene contrato de aerogeneradores de Celsia en Colombia

Producción de petróleo y gas de Colombia aumentó en 2da semana de junio

Actividad económica de Colombia creció por encima de las expectativas en abril de 2022

Etiquetas: [tags]
primexbt

Primexbt

INFORMACIÓN SOBRE EL BROKERS Descripción: PrimeXBT ofrece un sólido sistema...

0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments