Argentina: Fernández promete cumplir con los objetivos del FMI

Compartir:

El líder peronista dice que Argentina está comprometida con la reducción del déficit fiscal y el aumento de las reservas del Banco Central, a pesar de los renovados rumores de crisis financiera.

El presidente Alberto Fernández dice que Argentina busca reducir su déficit fiscal y acumular reservas del Banco Central, subrayando que está comprometido con el programa de deuda de US$44.500 millones del país con el Fondo Monetario Internacional.

Argentina se enfrenta a una inflación desbocada cercana al 60 por ciento y otra semana de turbulencias en los mercados cambiarios ha aumentado la presión sobre el gobierno, y los analistas cuestionan si el país puede alcanzar los objetivos descritos en su programa Extended Fund Facility con el prestamista multilateral y discutiendo abiertamente el perspectiva de una devaluación del peso a finales de este año.

Sin embargo, hablando esta semana, Fernández dijo que Argentina seguía comprometida con el acuerdo y los objetivos clave acordados con el FMI.

“El Estado está haciendo su aporte, tratando de reducir el déficit fiscal, que tiene un efecto negativo en la economía, y tratando de acumular reservas en un momento en que tenemos una demanda muy fuerte de dólares porque la economía está creciendo mucho”, agregó. dijo Fernández en una entrevista con el canal de noticias C5N.

El acuerdo de Argentina con el Fondo contempla una reducción de su déficit fiscal primario del tres por ciento del producto interno bruto registrado en 2021 a 2,5 por ciento en 2022, seguido de 1,9 por ciento en 2023 y 0,9 por ciento en 2024.

El viernes pasado, el Directorio Ejecutivo del FMI aprobó la primera revisión del programa, correspondiente al primer trimestre de este año, y autorizó un desembolso de US$4.010 millones para reforzar las reservas del Banco Central. 

Pero esta semana hubo fuertes movimientos en los mercados, tanto en bonos de deuda como en el tipo de cambio paralelo, mientras que el riesgo país de Argentina, medido por el banco de inversión JP Morgan, superó los 2.500 puntos.

El presidente criticó duramente a la oposición y a los “especuladores” por sus pronósticos negativos.

“Levantaron el espectro [del default], llevaron los precios de los bonos al piso y cumplimos” con los pagos estipulados, dijo. “No les estoy pidiendo que me ayuden, les estoy pidiendo que se callen porque confunden [a todos] con sus expectativas adversas”.

Ante el estancamiento de los intentos argentinos de acumular reservas, el presidente argumentó que debe hacerse si “garantiza que el país siga creciendo, fundamentalmente las pequeñas y medianas empresas” y defendió las medidas tomadas esta semana para limitar la asignación de divisas a importaciones de gas e insumos para la industria, desincentivando la compra de bienes suntuarios y no estratégicos.

“Hemos pedido a las empresas multinacionales que miren la posibilidad de financiarse con recursos propios para preservar a las pymes”, afirmó.

Las reservas internacionales brutas se ubicaron el miércoles en US$42.471 millones, según el Banco Central.

Las actuales dificultades económicas de Argentina se dan “en un escenario de inflación que complica” la vida, reconoció Fernández.

La inflación ha subido un 60,7 por ciento en los últimos 12 meses, según datos oficiales del INDEC. 

“Tenemos que trabajar todos juntos para anclar de alguna manera las expectativas de inflación”, agregó el líder peronista.

 

Huelga en camino

El plan del gobierno para aumentar las reservas parece complicado por la huelga de un sector clave de la economía. 

Los líderes campesinos de la Comisión de Enlace convocaron este miércoles a un paro para el próximo 13 de julio en protesta por la falta de diésel en casi todo el país. También exigieron “soluciones a la alta inflación, el tipo de cambio partido y las trabas a las importaciones”.

“Es urgente acceder al gasóleo y a los fertilizantes para evitar una paralización total de la maquinaria productiva. También es necesaria una intervención menos dañina, un menor gasto público y el fin de la crisis energética para que todo sea posible”, ha señalado el líderes agrícolas.

En medio de la crisis del diésel en 23 de los 24 distritos, las cuatro organizaciones de la Comisión de Enlace -Sociedad Rural, Federación Agraria, Confederaciones Rurales y Coninagro- anunciaron una jornada de protesta con cese de comercialización.

Nicolás Pino, presidente de la Sociedad Rural, expresó: “Convocamos a toda la cadena productiva y agroindustrial del sector y luego de una jornada muy rica [en discusión] hemos elaborado un documento titulado: Preocupados, con una visión en común y unidos para que la Argentina vuelva a crecer (“Preocupados, con una visión común y unidos para que Argentina vuelva a crecer”).

El presidente Fernández cuestionó el paro anunciado por los dirigentes campesinos, al considerar que no resolvería el problema de la falta de diésel ya que (destacó) escasea a nivel mundial.

“El gobierno les está dando diesel, el mayor costo en nuestras importaciones de energía es el diesel. Lo que tienen que entender es que todo el mundo carece de diesel, no solo Argentina”, subrayó.

 

Fuente: Canal digital batimes

noticias de tu interés:

Julio trae esperanza para las acciones de crecimiento somnoliento

Gazprom suspende el dividendo y sus acciones se hunden un 30%

Los bonos basura dan una señal de advertencia a las acciones

primexbt

Primexbt

INFORMACIÓN SOBRE EL BROKERS Descripción: PrimeXBT ofrece un sólido sistema...

0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments