Australia está eliminando el gas de su matriz energética

El uso de gas para la generación de electricidad se ha reducido casi a la mitad en los últimos años. Foto cortesía de Reuters
El uso de gas para la generación de electricidad se ha reducido casi a la mitad en los últimos años. Foto cortesía de Reuters
Compartir:

Un nuevo informe del Institute of Economics and Energy Financial Analysis (IEEFA) muestra que Australia ha ido abandonando el gas para la generación de electricidad desde 2014. El uso de gas para la generación de electricidad ha caído un 47% entre 2014 y 2022.

La cantidad de gas que se necesitará para la generación de electricidad en 2030 es muy pequeña, apenas el 4% de la generación prevista en la costa este de Australia.

 

En marcado contraste, las energías renovables han pasado del 14% en 2014 al 35% en 2022, y Australia tiene la clara ambición de aumentarlas hasta el 82% en 2030.

El uso de gas para la generación de electricidad se ha reducido casi a la mitad en los últimos años, con una caída del 47% entre 2012 y 2022, y se espera que descienda otro 34% hasta 2030.

Bruce Robertson, analista principal de gas de IEEFA, afirma: “El hecho es que la cuota de generación de energías renovables se ha multiplicado por un factor de 2,5, mientras que el uso de gas para la generación a partir de gas en el National Electricity Market se ha reducido casi a la mitad. Tenemos una red rica en renovables, y nuestro estudio ha demostrado que la cantidad de gas necesaria en la transición energética es pequeña y sigue reduciéndose”.

“Que la industria del gas siga diciendo que necesitamos más gas para la transición, y que el Primer Ministro lo repita, no significa que sea cierto. APPEA está confundiendo intencionadamente un aumento de la capacidad de generación de gas con un aumento de la demanda de gas para la generación de electricidad.”

australia gas matriz energetica grafico 18758

El Sr. Robertson afirma que la demanda de gas para generación de electricidad ha caído y seguirá cayendo por dos razones básicas:

  1. Las centrales de base de gas están cerrando. El combustible es demasiado caro en Australia para utilizarlo en la generación de carga base. Como están en funcionamiento la mayor parte del tiempo, utilizan mucho gas.
  2. Las centrales que funcionan con gas no lo hacen muy a menudo. Normalmente, funcionan entre un 4 y un 14% del año.

Se están cerrando centrales eléctricas de carga base que consumen mucho gas y se están abriendo centrales muy subvencionadas que no consumirán mucho gas. Es posible que se necesite alguna capacidad de generación de gas, pero no funcionará muy a menudo, lo que se traducirá en un bajo consumo de gas.

 

La gran amenaza que suponen las baterías para las centrales de gas

Las baterías a escala de red suponen una gran amenaza para las centrales que utilizan gas. Su número y tamaño son cada vez mayores. AGL ha completado un gran proyecto de baterías en Torrens Island, en Australia Meridional, y tiene previstas baterías aún mayores. Origin Energy proyecta una batería de 700 MW para su central de Eraring, donde tiene previsto cerrar su central de carbón en 2025.

La economía de las baterías es totalmente distinta a la de las centrales de gas. Tienen unos costes de capital iniciales elevados, pero unos costes de explotación muy bajos. Por eso funcionan todos los días, se llenan a los precios más baratos del día y suelen vender en las horas punta de la noche. Su economía depende de la diferencia entre el precio al que compran electricidad y el precio al que la venden.

“A diferencia de las centrales de gas, que sólo pueden funcionar a precios muy altos de la electricidad, ya que tienen dificultades para competir en Australia con los elevadísimos precios del gas nacional”, explica Robertson.

“La inversión actual en el aumento de la escala y el número de baterías a escala de red reducirá la demanda de gas. Los avances tecnológicos en baterías podrían suponer la desaparición del gas mucho antes de lo que prevén las previsiones actuales del sector”.

“La industria del gas no tiene un problema de suministro. Tiene un problema de demanda y el gas es un combustible en transición de salida en el sistema energético”.

 

FUENTE: WORLD ENERGY TRADE

 

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments