El euríbor vive la mayor subida de la historia y la banca

Compartir:

La banca dobla el interés de la hipoteca fija

El índice cerró junio en el 0,852%, frente al -0,484% de un año antes, un nivel no registrado desde 2012

Malas noticias para las hipotecas a tipo variable que se revisen en julio. El índice al que se encuentran referenciadas la mayoría de las hipotecas en España acaba de registrar su mayor subida intermensual de la historia. Según los datos del Banco de España, el euríbor cerró junio el 0,852%. Y todo apunta a que las alzas no tendrán freno. Las entidades ya han empezado a mover ficha, llegando hasta duplicar el tipo de interés de las hipotecas fijas.

Después de llegar a superar varios días el 1%, el dato del euríbor de junio representa su mayor nivel desde agosto de 2012. Hay que tener en cuenta que el mes anterior el índice se encontraba en el 0,287% y en el -0,484% hace justo un año. El euríbor entró en negativo en 2016 y desde entonces ha estado en valores bajo cero, hasta abril de 2022, que conquistó el terreno positivo después de seis meses de subidas.

“Tras más de seis años en negativo, el euríbor ha experimentado una subida vertical en la que llegó a alcanzar el 1,11% a mediados de junio, lo que supone un incremento cercano al 200% en un solo mes”, señalan en XTB, destacando que las principales entidades bancarias de nuestro país han duplicado los tipos de interés ofrecidos en las hipotecas fijas, pasando de una media del 1,5% al 3% en apenas seis meses. Por el contrario, las hipotecas a tipo variable están ofreciendo un menor diferencial como respuesta al aumento del euríbor.

“Estos cambios ya se trasladan al ámbito de las hipotecas fijas, con una oferta en el mercado que supera el 2% y, en algunos casos, el 3%”, corroboran en Asufin, donde reconocen que “nadie pronosticaba este escenario”. “De cara a la revisión de hipotecas, durante todo el año 2021 se mantuvo por debajo de los niveles del año anterior, pero en 2022 la balanza ha cambiado, lo que conlleva subidas en las revisiones mensuales”, apuntan desde el departamento de análisis de Bankinter. “Esto se traduce en encarecimientos de hipoteca que superan los 1.000 euros holgadamente, tomando como referencia un préstamo tipo de 100.000 euros a 25 años”, apunta la asociación de usuarios financieros.

Unas cifras similares a las aportadas por HelpMyCash: “Es una pésima noticia para los que tienen contratada una hipoteca variable. Como su interés se calcula con este índice, pagarán unas cuotas mucho más caras en cuanto se revise su contrato”. Según el comparador financiero, deberán abonar una media de 1.100 euros más al año por culpa de la subida del euríbor.

Este escenario ha provocado una ola de revisión de proyecciones sobre el euríbor. Y es que, de momento, todo apunta a que el índice seguirá al alza, lo que es una mala noticia para las personas a las que todavía no se les ha revisado el interés. La previsión mayoritaria es que continúe subiendo y cierre el año por encima del 1%. En concreto, hace solo tres meses, las estimaciones de cierre de año de Asufin se situaban en el medio punto porcentual, pero el rápido avance del euríbor ha dinamitado cualquier proyección y amenaza con situarse en el 1,5% a final de año. Consideran que, de seguir esta tendencia, “es posible que en 2023 estemos cerca de los 2 puntos porcentuales”.

Mientras, la previsión de Bankinter sobre el principal indicador para el cálculo de las hipotecas anticipa que el euríbor a 12 meses seguirá subiendo en 2022, hasta el 1,9% en diciembre, para seguir subiendo hasta el 2,2% en 2023 y relajarse hasta el 2% en 2024.

¿Por qué subirá tanto el euríbor? Como explican desde el comparador financiero, la culpa la tiene la alta inflación que afecta a la zona euro, que en junio alcanzó un máximo del 8,6%. Para contenerla, el Banco Central Europeo (BCE) aumentará en julio el interés al que presta dinero a las entidades bancarias del continente: del 0% al 0,25%. Y lo más probable es que se produzca un nuevo incremento en septiembre (hasta el 0,75%).

“El euríbor representa el interés medio al que los principales bancos europeos se prestan dinero entre ellos. Y como estas entidades prevén que el BCE les cobrará más por concederles financiación han aumentado los tipos que aplican a sus préstamos interbancarios. Eso explica por qué este índice se ha disparado desde febrero, cuando se empezó a hablar de una más que probable subida de tipos por parte del organismo europeo, y por qué todos los pronósticos apuntan a que seguirá al alza”, añaden.

SE ESPERAN SUBIDAS MUY VERTICALES EN EL EURÍBOR

El principal problema para la economía, afirman en XTB, continúa siendo la inflación, que está impulsada principalmente por una sólida demanda, la subida de las materias primas y los problemas en las cadenas de suministros. Estos factores se han visto agravados por la guerra entre Rusia y Ucrania y por los confinamientos en China para frenar los contagios por Covid. “Los bancos centrales han optado por subir los tipos para frenar la demanda, lo que podría llevar a la economía a una nueva recesión en el caso de que estas sean muy rápidas y contundentes. Por este motivo, esperamos unas subidas en el euríbor muy verticales, ya que es probable que, a mediados de 2023, los bancos centrales se vean obligados a interrumpir las subidas e incluso bajar los tipos para estimular de nuevo a la economía“.

A pesar de los temores a una nueva desaceleración económica, la falta de oferta y el temor a que los intereses continúen subiendo ha impulsado a muchos compradores a formalizar su préstamo. De hecho, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), en abril, el número de hipotecas constituidas sobre viviendas fue de 33.423, un 4,5% más que en el mismo mes del año pasado. Además, se trata de la mayor cota registrada en este mes desde 2010. El 24,7% de las hipotecas sobre viviendas se constituye a tipo variable y el 75,3% a tipo fijo. El tipo de interés medio al inicio era del 2,16% para las hipotecas sobre viviendas a tipo variable y del 2,65% para las de tipo fijo.

¿Buen momento para pasarse a un tipo fijo? Si el euríbor continúa su escalada, las cuotas de los que tengan una hipoteca variable continuarán encareciéndose. Pero existe una manera de evitarlo: modificar el interés para pasarlo a tipo fijo. “De este modo, el cliente pasará a pagar unas mensualidades estables, dado que su interés no estará ligado a este índice ni dependerá de sus subidas y bajadas”, afirman los expertos de HelpMyCash, que creen que sí es un buen momento para cambiarse a una hipoteca con un interés fijo.

“Ahora bien, como las entidades ofrecen unos tipos fijos cada vez más altos, conviene llevar a cabo el cambio cuanto antes”, avisan. Esta modificación puede pactarse con el propio banco con el que se tiene la hipoteca (novación) o se puede efectuar mediante una subrogación (traspasar el préstamo a otra entidad) o con la contratación de una nueva hipoteca fija para cancelar la que se tiene.

No obstante, desde Asufin alertan de que, en este escenario, hay que prestar mucha atención a la venta combinada de productos ajenos al préstamo con el objetivo de ajustar el precio a la baja. “El precio final de la hipoteca contratada, en términos TAE, con estos productos (seguros, planes de pensiones) suele resultar más elevado que si prescindimos de la bonificación aplicada en el tipo de interés y acudimos al mercado en busca de mejores opciones”.

 

Fuente: Canal digital bolsamania

noticias de tu interés:

Gazprom suspende el dividendo y sus acciones se hunden un 30%

Dólar blue, dólar oficial, dólar bitcoin y acciones, en vivo:

Bolsas europeas suben impulsadas por acciones de energía

 

Genevemarket

INFORMACIÓN SOBRE EL BROKERS Descripción: Ofrece más de 300 instrumentos...

0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments